Archive | noviembre 2011

Semana 29 de 52

Más bien de casualidad y sólo gracias a cargar con la cámara todos los días os puedo traer esta semana no sólo otro díptico sino además la continuación de la semana pasada.

52Semanas-29-politicos

A la izquierda Alberto Garzón, recién elegido diputado nacional y que ahora deberá demostrar que merecía esos votos. Y si no, da igual.
A la derecha Francisco de la Torre, que habiendo sido elegido (otra vez) alcalde de Málaga hace unos meses ahora ha decidido que prefiere ser senador, o ambas cosas, que eso está por ver.  Y de fondo 840.000 € de luces.
En resumen: sigo sin ver la diferencia entre las dos fotos de la semana pasada.

Anuncios

Semana 28 de 52

Otra vez hay elecciones y como cada 4 años toca asistir a la “fiesta de la democracia”. Cada 4 años los partidos políticos hacen el esfuerzo de dar la impresión de interesarse por nuestra opinión. Cada 4 años nos piden que en lugar de un voto en blanco depositemos un cheque en blanco en la urna. Buscad las 7 diferencias, porque a mi me parecen 2 fotos iguales.

52Semanas-28

Es lo que toca, es lo que hay.

Hasta la semana que viene.

Semana 27 de 52

Espero no aburrir demasiado pero sin duda calle Larios es uno de mis lugares favoritos de Málaga para hacer fotos. Tanto la calle y sus edificios como algunos de sus habitantes invitan a poner la cámara a trabajar.

52Semanas-27-orquesta

Esta vez os traigo a un hombre orquesta que a juzgar por lo que contaba (en inglés) entre canción y canción venía nada menos que desde Australia. De Australia a calle Larios, ahí es nada.

Nos vemos en la semana 28, con otro regalo de mi calle favorita…o no 🙂

Semana 26 de 52

Esta semana ha sido el día de los santos y en realidad por coincidencia os traigo una imagen relacionada (pinchad encima para verla más grande y aquí para ver el álbum en flickr) tomada en el cementerio de San Miguel, que bien merece una visita.

52Semanas-26-clases

No he podido evitar que me llamara la atención el afán que ponemos en distinguirnos  incluso después de muertos. Aunque habrá quien piense que puesto a estar muerto más vale estarlo con estilo… Lo cierto es que está claro que siempre hubo clases.

Y con esta reflexión sobre lo humano y lo divino he llegado al ecuador del camino. Sinceramente no pensé cuando empecé que sería capaz de llegar hasta aquí sin haber fallado a la cita ninguna semana. Si seré o no capaz de terminar la segunda mitad está por ver, os invito a comprobarlo 🙂

Hasta la próxima semana.